• TELÉFONO:  +34 948014182
  • Email: info@promocionessostenibles.es

Salud y Confort

¿Quién no ha dicho alguna vez una de estas frases en su casa?:

 

– “Qué frío paso por las noches”.

– “Vaya corriente entra por las ventanas. Se mueven hasta las cortinas”.

– “Por mucho que ventile, sigue habiendo humedad en casa. Tengo hasta moho en las paredes”.

– “Esta noche no hemos podido dormir del calor que hacía”.

– “De tener la calefacción encendida, me levando con tos por la sequedad del ambiente”.

– “Estoy harto/a de limpiar el polvo cada dos días”.

– “Se oye todo lo que pasa en la calle. Qué molesto”.

– “No he podido dormir por el ruido que hay fuera”.

Y muchas más…

 

Para que, en una vivienda, podamos decir que nos encontramos en un estado de confort, se tienen que unir varios aspectos:

La temperatura, la sensación térmica, la humedad, la calidad del aire, el olor y el ruido.

En una vivienda de LGU PROMOCIONES SOSTENIBLES, no volverás a sentir esas incomodidades. Las viviendas que promovemos están diseñadas de tal manera que el confort y la salud están garantizadas:

  • La temperatura: debido al alto grado de aislamiento, y al diseño y cálculo de las instalaciones, nuestras viviendas siempre se encuentran en temperatura de confort, con aportes mínimos y puntuales de frío o calor.
  • La sensación térmica: el grado de hermeticidad es tan alto que no habrá prácticamente infiltraciones de aire que provoquen corrientes o diferencias de temperaturas en la misma habitación, según estés cerca o lejos de la ventana.
  • La humedad: es muy importante en una vivienda controlar el grado de humedad del aire. Gracias a las renovaciones de aire de nuestra ventilación mecánica con recuperador de calor, la humedad se autorregula.
  • La calidad del aire: El sistema de renovación de aire, gracias al intercambiador de calor, filtra el aire que entra del exterior, eliminando las impurezas, el polen, el polvo, etc., haciendo que respiremos un aire filtrado. Todas las personas que viven en viviendas así hablan de la sensación tan placentera de respirar ese aire. Incluso hay menos polvo en casa, por lo que mejoran las personas con enfermedades respiratorias como asma o alergias (polen, ácaros…)
  • El olor: el aire viciado de la casa se expulsa por cocinas y baños. El aire filtrado y templado del exterior se impulsa por las habitaciones Así, la circulación va desde los dormitorios hasta los cuartos húmedos, consiguiendo eliminar rápidamente los olores y evitando que se extiendan por toda la vivienda.
  • El ruido: Los ruidos externos dejarán de ser una molestia en casa. El aislamiento, las ventanas y la hermeticidad, consiguen que el ruido que entra a casa sea nulo.